Búsqueda en el blog
Artículos recientes

Licaones, los perros salvajes que cuidan de los débiles

Publicado el20/06/2022

Licaones en el Delta del Okavango (Botsuana)

Sobrevivir, al menos un día más

El licaón o perro salvaje africano (Lycaon pictus) es un mamífero carnívoro de la familia Canidae que vive exclusivamente en África. Anteriormente estos cánidos se distribuían por toda África subsahariana, desde el desierto hasta las cumbres de las montañas, y probablemente solo estaban ausentes en los bosques de tierras bajas y en los desiertos más secos. Pero han desaparecido de gran parte de su área de distribución original. Actualmente la especie es muy escasa en el norte y oeste de África, mientras que su población se ha reducido en el centro y noreste del continente. Las poblaciones más grandes permanecen en el sur (especialmente en el norte de Botsuana, el oeste de Zimbabue, el este de Namibia y el oeste de Zambia) y sureste (especialmente en Tanzania y el norte de Mozambique) de África. También están presentes en otros territorios africanos, como la Reserva de Caza Mala Mala en Sudáfrica.

Los licaones ocupan hábitats diversos que incluyen llanuras con hierba corta, semidesiertos, sabanas arbustivas y bosques de tierras altas. Aunque pueden vivir en paisajes abiertos (p. ej. en el Parque Nacional de Serengeti en Tanzania), alcanzan sus mayores densidades en las áreas con arbustos (p. ej. en la Reserva de Caza Selous en Tanzania, el Parque Nacional Mana Pools en Zimbabue y en el norte de Botsuana). Incluso algunas poblaciones habitan en bosques densos de tierras altas (p. ej. bosque de Harenna en Etiopía). También han sido avistados en el desierto pero no en bosques de tierras bajas. Su distribución actual parece estar limitada principalmente por las actividades humanas y la disponibilidad de presas, antes que por la pérdida de un tipo de hábitat específico.

Normalmente en las manadas de licaones solo la hembra alfa y el macho alfa se reproducen, ya que el celo está inhibido en una alta proporción de individuos, aunque los perros beta también se aparean de vez en cuando. Puesto que la mayoría de los miembros de una manada son descendientes de la pareja alfa, la muerte de un perro alfa a menudo conduce a la desintegración de la manada y a la formación de nuevos grupos familiares.

En la serie documental “Dinastías”, presentada por David Attenborough, hay un episodio dedicado a los licaones que cuenta la historia de Tait, una hembra que lleva más de 7 años liderando su manada. Un día aparece una nueva manada que es liderada por su hija y se inicia un conflicto territorial, que obliga a Tait a alejarse del lugar para poner a salvo a su grupo. La matriarca está llegando al final de su vida y cuando el conflicto con su hija termina no regresa a su antiguo territorio. Su pareja, el macho alfa, se niega a abandonarla. Los dos mueren juntos, mientras su manada vuelve a casa. Y su dinastía continúa porque una de sus hijas se convierte en la nueva líder y un grupo de machos solitarios se une a la manada.

Este episodio también muestra a una hembra de licaón que se rompe una pata durante una cacería, al tropezar en una huella de elefante. Esto habría significado la muerte en muchas especies animales. Pero en este caso su familia la alimenta y la protege mientras se recupera porque los licaones cuidan de los miembros de su manada viejos, heridos o enfermos.

En este mismo sentido, el documental “El alzamiento de los exiliados” de la serie documental “El reino salvaje” incluye una escena en la que el macho alfa de una manada, que empieza a debilitarse, es desafiado por otro macho que pelea con él y consigue ocupar su lugar. Pero el viejo líder no es expulsado o abandonado sino que permanece en la manada.

Los licaones son cazadores muy eficaces, ya que tienen éxito en 8 de cada 10 intentos. Cazan de día, igual que los guepardos, y siempre en grupo. Su estrategia consiste en hacer correr a su presa y agotarla. Son animales veloces y resistentes, capaces de correr a 40 km/h durante varios kilómetros. Su forma de matar a las presas consiste en descuartizarlas. Estos cánidos son depredadores generalistas que cazan principalmente antílopes de tamaño mediano. Tienen un peso de 20-30 kg, mientras que sus presas suelen pesar unos 50 kg. Sus presas más habituales son el impala (Aepyceros melampus), el kudú (Tragelaphus strepsiceros), la gacela de Thomson (Eudorcas thomsonii) y el ñu (Connochaetes taurinus). Pueden perseguir a especies más grandes, como el eland (Tragelaphus oryx) y el búfalo africano (Syncerus caffer), pero rara vez las matan. Los antílopes pequeños, como el dik-dik (Madoqua spp.), el raficero (Raphicerus campestris) y el duiker (tribu Cephalophini), así como los jabalíes verrugosos (Phacochoerus spp.), son importantes en algunas áreas. También capturan presas muy pequeñas, como liebres, lagartos e incluso huevos, aunque estos contribuyen muy poco a su dieta. Si tienen ocasión, los licaones pueden cazar otros animales como los babuinos.

Cuando los perros salvajes africanos abaten una presa, después de alimentarse, llevan pedazos de carne para que coman los cachorros y otros miembros de la manada, como aquellos que se han quedado cuidando a los pequeños. También regurgitan la comida con el mismo fin.

Incluso donde son relativamente comunes, los licaones rara vez son vistos y se piensa que siempre han existido con densidades de población muy bajas. Los leones a menudo les atacan, pudiendo llegar a matarlos y hasta a comérselos. A veces les persiguen para expulsarlos de su territorio. Además, frecuentemente los licaones y las hienas moteadas se enfrentan por los recursos. Unas veces ganan los licaones y otras las hienas. Es habitual que los licaones cacen una presa pero las hienas, que tienen espías que les siguen mientras avanzan, avisen al resto de su manada y les roben la comida. La depredación por parte de los leones y otros animales como los cocodrilos, junto con la competencia con las hienas, probablemente contribuyen a mantener el número de licaones por debajo del nivel que sus presas pueden soportar.

Esta especie está clasificada “En peligro de extinción” en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Se estima que actualmente su población es de unos 6.600 individuos (según la última revisión por la UICN en 2012), cifra que parece seguir una tendencia decreciente. Se calcula que existen unos 1.409 individuos maduros, es decir, capaces de reproducirse. Sin embargo, estas estimaciones son imprecisas, ya que pocas poblaciones han sido monitoreadas sistemáticamente, calcular el número de individuos maduros en esta especie es un desafío y sus poblaciones están sujetas a importantes fluctuaciones. Esto significa que estas cifras deben tomarse con mucha cautela. Según otras fuentes, hoy en día hay unos 8.000 licaones en el planeta. En cualquier caso, el pequeño tamaño de sus poblaciones es uno de los principales motivos que sustentan esta clasificación en la Lista Roja.

Los licaones son propensos a marcadas fluctuaciones poblacionales a escala temporal y geográfica, lo que probablemente aumenta el riesgo de extinción. El tamaño de una población puede cambiar rápidamente debido a una combinación de alta mortalidad, alta fecundidad y dispersión por ambos sexos. Además, la susceptibilidad de la especie a las enfermedades infecciosas puede causar muchas muertes en un breve periodo de tiempo. Las extinciones locales no son infrecuentes y, a menudo, son rápidas e imprevistas. Existen casos bien documentados de extinción local de pequeñas poblaciones afectadas por la rabia. Afortunadamente, gracias a la capacidad de los licaones para la dispersión a muy larga distancia, a veces las poblaciones reaparecen de forma inesperada. Por ejemplo, se han descrito recuperaciones naturales en Samburu y Laikipia en Kenia, Savé Valley Conservancy en Zimbabue y el Serengeti en Tanzania. Si las condiciones son favorables, sus poblaciones pueden crecer relativamente rápido.

Los perros salvajes africanos viven con densidades de población bajas incluso en reservas de fauna grandes o en poblaciones estables que permanecen en gran medida independientes de los espacios protegidos, como en el norte de Botsuana. Las áreas más grandes contienen poblaciones relativamente pequeñas. Se estima que la Reserva de Caza de Selous, con un área de 43.000 km² (aproximadamente el tamaño de Suiza), contiene alrededor de 800 licaones. La mayoría de las reservas, y seguramente la mayoría de las poblaciones de licaones, son más pequeñas. Por ejemplo, es probable que la población en el Parque Nacional Niokolo-Koba y sus zonas de amortiguamiento (unos 25.000 km²) no supere los 50-100 licaones. Estas poblaciones pequeñas son vulnerables a la extinción como consecuencia de eventos catastróficos, como los brotes de enfermedades epidémicas. En cambio, las poblaciones más grandes tienen una mayor probabilidad de recuperación.

Hoy en día la principal amenaza para los licaones es la fragmentación del hábitat, que aumenta su contacto con las personas y los animales domésticos, lo que genera conflictos con las actividades humanas y provoca la transmisión de enfermedades infecciosas. Otras causas del declive de esta especie son las muertes por trampas, envenenamientos o atropellos por vehículos. Todos estos factores negativos están asociados con la invasión humana del hábitat del perro salvaje africano.

Posiblemente en África está pasando lo mismo que pasó en Europa hace tiempo. La Naturaleza salvaje queda confinada en espacios protegidos y el resto del territorio es ocupado y transformado por los seres humanos. Los licaones necesitan extensos territorios como área de campeo, lo que explica su sensibilidad extrema a la fragmentación del hábitat. Se estima que el 70% de los licaones viven fuera de los espacios protegidos, donde la convivencia con las poblaciones humanas es difícil. Incluso en grandes reservas, están expuestos a un "efecto borde" muy importante porque los asentamientos humanos alrededor de los límites de estos espacios protegidos crecen, haciendo que los riesgos para los licaones aumenten cuando se aventuran al exterior. Solo las reservas muy grandes sin vallas pueden proporcionarles algún nivel de protección. En Sudáfrica, las cercas “a prueba de depredadores” alrededor de pequeñas reservas han demostrado ser efectivas para mantener a los licaones confinados en la reserva pero no son infalibles ni beneficiosas a largo plazo para las comunidades de vida silvestre.

Las estrategias de conservación de los licaones tienen como objetivo mejorar su coexistencia con las personas, alentar la planificación del uso de la tierra para mantener y expandir sus poblaciones, desarrollar capacidades para su conservación dentro de los países del área de distribución, hacer divulgación para mejorar la percepción social de los perros salvajes africanos y asegurar un marco político compatible con su conservación.

Para conseguir una protección más eficaz de los licaones es necesario avanzar en las siguientes líneas de investigación:

- Desarrollar métodos para estudiarlos en grandes escalas geográficas.

- Mejorar el conocimiento de su distribución y su estado, particularmente en Argelia, Angola, República Centroafricana, Chad, Somalia, Sudán del Sur y Sudán.

- Desarrollar medidas efectivas y apropiadas localmente para reducir los conflictos con las personas.

- Establecer técnicas eficaces y sostenibles para protegerlos de las enfermedades.

- Determinar las características que facilitan o impiden la conectividad del paisaje y, por tanto, el movimiento de los licaones a largas distancias.

BIBLIOGRAFÍA:

Página web de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN)

https://www.iucnredlist.org/es

DOCUMENTALES RECOMENDADOS:

Serie documental “Dinastías”. Episodio 4: “Perros salvajes”

https://www.rtve.es/play/videos/programa/episodio-4-perros-salvajes/6464882/

Serie documental “El reino salvaje”

https://www.rtve.es/play/videos/el-reino-salvaje/

Serie documental “Los reinos de los depredadores de África”. Episodio 5: “El Kalahari”

https://www.rtve.es/play/videos/los-reinos-de-los-depredadores-de-africa/kalahari/6116888/

Serie documental "El lado salvaje de África"

https://www.rtve.es/play/videos/el-lado-salvaje-de-africa/

Documental “Okavango, una explosión de vida”

https://www.rtve.es/play/videos/somos-documentales/okavango-explosion-vida/6361546/

Documental “El salvaje Sur”

https://www.rtve.es/play/videos/somos-documentales/salvaje-sur/6067511/

Tag: mamíferos
Productos relacionados

Menú

Configuración

Ver más productos
No se encontraron productos.